Follow Me

La Hoja La Fueya

Puede llegar a parecer mentira o sonar a chiste, pero he necesitado ir cuatro veces a este restaurante para poder comer su mítica fabada. Y es que en este local que regenta con gran desparpajo Francisco Rodríguez, no hay que perder el tiempo mirando la carta ya que con argucia y chascarrillos, es el propio Paco el que acaba pidiendo por ti. Todo un trilero gastronómico que, al contrario de la que pueda parecer, busca satisfacer a sus comensales con lo mejor que tiene en su cocina.

La Hoja es un templo de la cocina asturiana que se ha merecido a pulso formar parte de la historia reciente de la capital. Al fin y al cabo, son más de treinta años dando de comer productos y recetas tradicionales de la tierrina, en los que se han ganado las recomendaciones de las grandes guías y ser citados cómo referentes por los grandes paladares del país.

Pero más allá de lo evidente, este es uno de esos sitios mágicos en los que la carga humana hace que el postureo se quede en la puerta para así poder navegar con libertad a través de una de las propuestas más honestas que uno puede encontrar en la ciudad. Paco y su mujer son hosteleros de sangre, de esos que recuerdan cada cara que pasa por su casa y te llaman por tu nombre a la tercera visita, de los que venden con convencimiento porque creen en todo lo que hacen. Gente a la que es imposible no admirar, no querer.

Cruzar su barra sin pedir nada es una heroicidad que yo a día de hoy no he logrado. Uno de esos bares en los que se come con tres cañas a la vez que se obtienen pistas significativas de lo que se cuece, y nunca mejor dicho, al otro lado de la puerta. Matanza, cabrales, tortos, ... Asturias en versión tapa para aquellos que llevan prisa o que cómo yo, come con los ojos.


Si conseguís no distraeros, apreciaréis al final una sala de corte clásico rematada en madera que se rompe con la pintura de una enorme caricatura. Es el cortijo de Paco, dónde nos sentamos sin cartas de por medio para escucharle ensimismados enunciar las especialidades del día y alguno de los platos estrella de la casa. ¡Que no falte el jamón! ... y tampoco un tinto Figuero, el de la casa. Un vinazo su Milagros, aunque he de confesar que en la carta me gustaría ver alguna de las referencias del Principado que mi amigo Juan Luis García (sumiller Casa Marcial) me fue enseñando a lo largo del 2015. Etiquetas deliciosas, con personalidad y diferentes al clásico vino de Ribera o Rioja. Pero cómo en casi todos los sitios, la demanda es la que gana.

Durante mis cuatro visitas he probado unos cuantos platos con los que salir rodando de felicidad: croquetas, pastel de cabracho, arbeyos de luarca con almejas y chipirones, boletus con bacalao, solomillo al ajillo, verdinas con pitu ... muchos y muy buenos. Pero fue con sus callos y la fabada con los que tuve un flechazo a primera cucharada. Y es que la melosidad, el fondo y la textura de estas dos obras de arte son otra división. Platos con los que a uno se lo ponen los pelos de punta y se da cuenta de que cómo bien dice Paco, no hace falta hacer fusión para emocionar. Cocina de siempre, honesta, de la que somos capaces de imaginar el sabor antes de probarlo.

Y no puedo olvidarme de su antológico arroz con leche, rey de los postres asturianos. Aunque su torrija o su leche frita están endiabladamente buenas, el arroz es uno de los tres mejores que he probado en todo mi vida junto a el de los Morán y los Manzano (moco de pavo).

En definitiva, que sin tradición no hay renovación, y por eso La Hoja es uno de esos templos que hay que probar si o si para enseñar al paladar el origen de los sabores. Una experiencia más necesaria que recomendable en el que servidor se ha dado cuenta que entre tanta burbuja gastronómica hay gente que a pesar de los años, sigue teniendo la misma pasión por su negocio que el primer día. Un sitio que convence desde la barra hasta el último de sus rincones y que debéis probar con motivo de la II Ruta de la Fabada que se celebra en Madrid ... o sin motivo alguno.

Con un ticket medio rondando los treinta y cinco euros, se me antoja probablemente cómo el mejor embajador de la cocina asturiana en Madrid. Quien vaya, lo entenderá.



Calificación:


DIRECCIÓN: C/ Doctor Castelo, 48 - Madrid
TELÉFONO: 91 409 25 22

WEB: lahoja.es
FACEBOOK: facebook.com/lahojalafueya
INSTAGRAM: instagram.com/lahoja_lafueya
TWITTER: twitter.com/lahoja_lafueya



Publicar un comentario

Madrileño de nacimiento, alcazareño de corazón y criticón por antonomasia. Amante de la comida y apasionado de la música. Opino sobre casi todo con la mayor objetividad y sinceridad posible. Me muevo más que el baúl de la Piquer. [Carlos Manzano Alonso] (http://1.bp.blogspot.com/-PI6DDvT_ZJg/VSavfot4sGI/AAAAAAAAD1E/EZsMviA8B94/s900/IMG_3291.JPG)