Follow Me

El Regulador, un buen restaurante en el Hotel Bagués

El Regulador (Hotel Bagués)

Aprovechando mi estancia en Barcelona decidí volver a disfrutar con mi padre y mi cuñado del restaurante "El Regulador" situado en el Hotel Bagués de la Rambla que ahora tiene un 50% de descuento en carta a través de la app de "El Tenedor". En cuanto a los descuentos, me atrevería a asegurar que la ciudad Condal es la que más descuentos tiene en esta aplicación. Algo muy de agradecer para los amantes del buen comer y que echo en falta en varios restaurantes de la capital.

No le puedo negar a la propuesta de este restaurante su calidad, pero si que le podría discutir su precio. Si no hubiera promoción, me parecería excesivo el valor de su carta si la comparas con la amplísima oferta que tienes en esa ciudad. Un ticket de 166€ sin el descuento me parece fuera de tono teniendo en cuenta la calidad, la cantidad y la elaboración.

El vino que elegimos para la ocasión, un Camins del Priorat (al cual no se le aplica el descuento), no fue nuestra mejor elección de la noche. Un poco fuerte en paladar, conseguía quitar protagonismo a varios de los platos que escogimos, algo que quizás deberían de haber evitado el personal de sala. Y sin querer ser pesado, pagar 31€ por la botella me parece desorbitado.

Mientras elegíamos los entrantes y platos principales de una carta pequeña pero intensa, nos pusieron una especia de aperitivo al cual no le encontraba mucho sentido. Unos dados de sandía que no entendía muy bien la elaboración que llevaban. Tampoco pude apreciar los elementos extras ya que al sabor de esta fruta suele gustarle el protagonismo.

Pincho de sandía

Para empezar decidimos repetir la experiencia con la coca de avellana con virutas de foie al limón, cebolla confitada y coulis de albaricoque. Un plato que me encantó en mi primera visita a este restaurante y que exalta el producto por encima de todo. El limón aporta un punto de acidez que liga muy bien en el resultado final. Un buen entrante para empezar a abrir boca aunque no sea el mejor de la carta.

Cómo segundo entrante me encapriché en probar el tartar de atún con jengibre fresco y helado de wasabi. Resultó ser tan exquisito que no pudimos resistirnos a volver a pedirlo. El atún con una textura perfecta para un tartar y con un saborazo capaz de resucitar a un muerto. La maceración diría que era perfecta y el helado de wasabi le daba un rollazo auténtico. El mejor plato de la noche, a pesar de que repetía visita para poder probar el siguiente del cual mi propio padre hablaba maravillas.

Coca de avellana con virutas de foie al limón, cebolla confitada y coulis de albaricoqueTartar de atún con jengibre fresco y helado de wasabiEs el steak tartar de buey con patatas soufflé al que me estoy refiriendo. Cómo bien decía tenía que haber sido la estrella de la noche. Pero a pesar de no haber tenido el protagonismo esperado, tengo que decir que es un auténtico platazo. Uno de los mejores que he probado dónde las patatas y el picante juegan un papel muy divertido. Pero el principal mérito lo tiene un producto de primerísima calidad. Un imprescindible para los amantes de la carne gracias a otra gran maceración, la cual es mucho más complicada de lo que la gente puede llegar a pensar.

No os podéis imaginar los steak tartar tan horribles que he llegado a probar. Mejor no pensarlo.

Steak tartar de buey con patatas souflé

Y para terminar rematamos con unos postres erróneos peculiares pero muy ricos. Nos tiramos a por el brownie de mazapan y manzana, crema de almendras y helado de limón; el pastel de zanahoria con nueces pecanas y helado de café; y su cheesecake con salsa de membrillo, manzana ácida y nueces de pecán.

Cómo podréis comprobar en las imágenes de abajo, el brownie no es brown cómo bien me apuntó en Instagram mi querida Jessie Baker. Pero he tenido la suerte de que uno de los chefs del restaurante se pusiera en contacto conmigo a través de Twitter para aclararme de que no hubo error cómo yo pensaba. Resulta que lo elaboran con chocolate blanco y por lógica, el color del bizcocho cambia. Para estas cosas reconozco que soy un poco cuadriculado ya que esperaba el color marrón de toda la vida. Aún así los tres postres estaban ricos aunque el pastel de zanahoria se llevaba la palma y a la cheesecake si que le achaqué cierta falta de sabor a queso, algo que siempre aporta intensidad y aroma a mi postre favorito.

Brownie de mazapán y manzana, crema de almendras y helado de limónPastel de zanahoria con nueces pecanas y helado de caféCheesecake de queso de cabra

En resumen, una buena cocina y propuesta, un personal de sala amable al que le falta recomendar y aconsejar, y un precio alto para lo que ofertan sino utilizas el descuento.

Y por si queréis un último consejo, subir a la terraza a disfrutad de las vistas mientras tomáis un cocktail de vuestro gusto. Muy buenas vistas al precioso skyline de Barcelona.



Calificación:


DIRECCIÓN: Les Rambles, 105 - Barcelona
TELÉFONO: 933 435 000

WEB: hotelbagues.com
FACEBOOK: No tienen cuenta
INSTAGRAM: No tienen cuenta
TWITTER: No tienen cuenta



Publicar un comentario

Madrileño de nacimiento, alcazareño de corazón y criticón por antonomasia. Amante de la comida y apasionado de la música. Opino sobre casi todo con la mayor objetividad y sinceridad posible. Me muevo más que el baúl de la Piquer. [Carlos Manzano Alonso] (http://1.bp.blogspot.com/-PI6DDvT_ZJg/VSavfot4sGI/AAAAAAAAD1E/EZsMviA8B94/s900/IMG_3291.JPG)